miércoles, 22 de octubre de 2014

Cómics de Donelio (INCESTO)

Un usuario me envía un par de cómics de incesto de la firma de Donelio, uno es de 57 páginas y otro, a modo de segunda parte, de solo 23.
Por lo que veo parece ser una historia incestuosa entre tía y sobrino. Ella parece llamarse Graciela y el sobrino Matías.
Pongo debajo unas cuantas viñetas del cómic en inglés.
Lo que me ocurre es que este personaje me suena mucho, como si ya lo hubiésemos puesto, bien en el blog actual o en foros antiguos que yo mismo, titico69, administraba.
Al no llevar título se me hace más difícil encontrarlo. Si alguien al ver esto recuerda el cómic y me puede aclarar si está ya traducido, se lo agradeceríamos. El cómic en inglés, las dos partes, sí las poseo enviadas por dicho usuario, lo que busco es el cómic traducido al español.

Así empieza la 1ª parte:
(Podéis pinchar en una imagen para verla a tamaño mayor)

image host image host image host image host image host image host image host image host

Y así la 2ª:
(Podéis pinchar en una imagen para verla a tamaño mayor)

image host image host image host image host image host image host image host image host

Quedamos agradecidos de antemano.

Titico69

lunes, 20 de octubre de 2014

La Mujer de mi Hermano (De Jaime Bayly) (Obra completa)

image host

Creo que mi mujer se está acostando con mi hermano, piensa Ignacio. Tiene treinta y cinco años y se pasa el día trabajando, es banquero. Lleva nueve años casado con la bellísima Zoe, a quien irrita comprobar que su marido le hace muy poco caso. En cuanto a Gonzalo, el hermano de Ignacio, se dedica a la pintura y es un seductor nato, y aunque su cuñada le gusta, ha decidido no intentarlo «por respeto a su hermano». De momento... Pero el triángulo está servido. Y es una bomba que va desencadenar secretos familiares, el furor contenido de los celos, la fuerza ingobernable del deseo..., y también la melancolía del desamor. Todo ello, narrado a un ritmo trepidante, en una historia que es a la vez tierna y descarada, tragicómica. El Jaime Bayly más deslumbrante.

______
LEER MÁS...
Descarga el relato completo eligiendo el formato:
DOC ePub Mobi

La rendición (De Toni Bentley) (Obra completa)

image host



Pocas mujeres lo practican, y muchas menos lo admitirán. Sin embargo, en las atrevidas memorias íntimas de la neoyorkina Toni Bentley, la autora levanta el velo sobre una práctica sexual prohibida por la Biblia y celebra «el goce que se halla más allá de las convenciones, con sus riesgos y sus pasiones». Nos referimos a la sodomía, un acto que «no es tabú… pero sí lo es», afirma Bentley.
Pero esta mujer de hoy, moderna, que vive como muchas otras mujeres de nuestros días, no teme contar abiertamente su «rendición», tras ser iniciada por un amante en este placer radical e inesperado, para abordar todos los aspectos de ese acto «sagrado» en el que ella se siente renacer. Un acto que implica abandono y confianza, que colma ciertos deseos de sometimiento, unos anhelos que, por paradójico que parezca, acaban haciéndola dueña de sí misma y de su placer. El camino hacia esa liberación cobra, por una parte, visos espirituales, y por otra, gracias a la franqueza con que cuenta sus experiencias, nos acerca vívidamente una realidad raras veces descrita.
La rendición, el relato de una obsesión que sin duda obligará a los lectores a cuestionarse sus propios deseos, ha sido traducido a varias lenguas y muy bien acogida por la crítica, que, entre otras cosas, ha dicho: «Algunos tacharan este libro de blasfemo, otros de espiritual; algún otro lo calificará de pornográfico, y aun otro de erótico. Pero en realidad es una obra brillante y sexy, ingeniosa y emocionante, el relato de una pasión sin límites que conduce a la trascendencia» (Publishers Weekly) y «Una pequeña obra maestra de la escritura erótica» (The New Republic).


______
LEER MÁS...
Descarga el relato completo eligiendo el formato:
DOC ePub Mobi

Cachonda en la discoteca (CON VOZ)

MP3, 56 Kbit, 22 Khz, Mono, 19:45 min, 8102 Kb

DESCARGAR

Playa (CON VOZ)

MP3, 32 Kbit, 22 Khz, Mono, 9:41 min, 2273 Kb

DESCARGAR

Laura (CON VOZ)

MP3, 32 Kbit, 22 Khz, Mono, 3:19 min, 781 Kb

DESCARGAR

La Dulce Penélope (CON VOZ)

MP3, 32 Kbit, 22 Khz, Mono, 8:33 min, 2008 Kb

DESCARGAR

Inés en clase de sexologia (CON VOZ)

MP3, 32 Kbit, 22 Khz, Mono, 8:50 min, 2073 Kb

DESCARGAR

Fábula animalesca (CON VOZ)

MP3, 32 Kbit, 22 Khz, Mono, 10:03 min, 2360 Kb

DESCARGAR

Experiencias inconfesables (CON VOZ)

MP3, 32Kbit, 22 Khz, Mono, 14:18 min, 3354 Kb

DESCARGAR

El ordenador está caliente (CON VOZ)

MP3, 22 Khz, 32 Kbit, Mono, 7:28 min, 1751 Kb

DESCARGAR

El esperma del miedo (CON VOZ)

MP3, 22 Khz, 32 Kbit, Mono, 11:35 min, 2719 Kb

DESCARGAR

Dani (CON VOZ)

MP3, 32 Kbit, 22 Khz, Mono, 3:16 min, 769 Kb

DESCARGAR

Mi vecino argentino



Mi vecino argentino

Soy ecuatoriana, me casé con un español, era feliz con él hasta que conocí a Eduardo, mi vecino argentino.

Hola a todos, esta es la primera vez que escribo, soy ecuatoriana, tengo 28 años, madre de dos hijos, uno de 4 años y otra de tres meses, mi marido es español, tiene 32 años, nos llevamos muy bien, hasta que tuve la suerte o la desgracia de cruzarme con Eduardo, un vecino nuevo que llego a vivir en la urbanización, un hombre muy fuerte, una personalidad arrolladora, vive solo, unos ojos color verde esmeralda que resaltan en su cara barbuda, ya que su barba es larga, su forma de vestir completamente desenfadada, la verdad que cuando él pasa, y estamos en la plaza cuidando a nuestros hijos, todas las que estamos ahí, no podemos de dejar de mirarlo, tiene el cuerpo cuidado de gimnasio, la verdad que ese hombre atrae, y mucho, verlo a él y ver a nuestros maridos, con sus tripas prominentes, sin preocuparse de sus cuerpos, es desalentador, ver a mi marido con sus 32 años, su tripa colgando, su pecho hundido, no hay comparación.

Eduardo tiene 48 años, y para suerte de nosotras está libre aunque nosotras no, pero siempre cuando hablamos, sabemos que todas tenemos la fantasía de estar con él en la cama. Eduardo apenas saluda a nadie, yo siempre que lo veo, lo saludo, e intenté hablar con él una tarde que estaba con mi hijo de 4 años. Lo encuentro en el supermercado, y lo saludo, intentando sacar una conversación de cualquier cosa. Cuando estábamos en la caja, Eduardo estaba detrás de mí, pagué y me hice la remolona hasta que él pagara.  Salimos juntos y él como todo un caballero me dijo si quería que me llevara los dos bidones de agua que había comprado, mientras que yo le llevaba el pan. Riendo así lo hicimos y nos fuimos caminando.

Realmente es un tipo muy simpático, en el transcurso de la conversación, hablamos de todo un poco, y yo le conté un poco mi vida, de que hacía mucho tiempo mi primer novio había sido argentino, con el que había perdido la virginidad, que después de haber dicho eso me arrepentí, pero ya estaba dicho. "¿Y te gustó haber hecho el amor con un argentino?", me dijo mirando lo roja que tenía mi cara. Yo iba mirando el suelo, no sabía que decir. "Se nota que te gustó, ya que no me dices nada y no puedes olvidar a ese amante que tuviste", me dijo mirándome de pies a cabeza. Mi hijo iba jugando delante de nosotros. "Y seguro que él tampoco te habrá olvidado, estas muy hermosa, se nota que eres de esas mujeres que nunca se olvidan", me seguía diciendo. Yo, aparte de estar cada vez más roja, temblaba de pies a cabeza. Qué decirle, me sentía completamente cortada. "¿Te parece que soy una mujer inolvidable?", le pregunté con apenas voz y sin mirarlo. 

______
LEER MÁS...
Descarga el relato completo eligiendo el formato:
DOC ePub Mobi

Nunca lo imaginé (INCESTO)



Nunca lo imaginé

Autor: ElDuende

Tenía más de 3 años de haber enviudado y ya en ese entonces mi hijo Oscar contaba con 19 años, todo mi tiempo lo dedicaba a mi trabajo y el cuidado de Oscar, aunque en algunas ocasiones salía con mis amigas de la oficina nunca me interesó ningún hombre.
Todo empezó ese viernes cuando fuimos a un bar, yo recuerdo que me tomé dos copas pero la plática que sostuvimos giró en torno del sexo, mi libido se reactivó ya que en mi vagina apareció una ligera humedad, el deseo de ser penetrada se apoderó de mí pero como no tenía pareja para eso decidí caminar un rato después que saliéramos del bar, mi idea era que el aire fresco me quitara ese calor que quemaba mi vagina.
Ya en casa me sentía más tranquila pero el deseo aún estaba presente.
Eran las 11 de la noche cuando Oscar llegó de ver a su novia, yo me encontraba en la sala viendo la tele. Ya me había cambiado de ropa, mi atuendo para dormir consiste en un corto camisón de satín y tanga, estaba tan distraída con mis pensamientos que no me di cuenta que el camisón se había subido y se podía ver mi tanga.
Oscar se sentó casi frente de mí. Después de haberme saludado con un beso, platicamos de mil cosas que no vienen al caso pero noté que su vista se dirigía con mucha insistencia a mis piernas. En un descuido bajé mi vista para saber el motivo de sus miradas, gran cantidad de mis vellos púbicos se asomaban por un lado de la tanga, en ese momento algo dentro de mi me dijo que le permitiera seguir viendo mis vellos y no cambié mi posición.
Después de un rato mi excitación ya era mayúscula a tal grado que no me importaba que el hombre que estaba sentado frente de mí fuera mi hijo, quería sexo y no me importaba con quién.
Le pedí que me acercara un vaso con agua para ver si él también estaba como yo. En efecto, él también estaba excitado ya que no pudo ocultar la erección de su verga, ese momento lo aproveché para dejar casi al desnudo mi vagina, estiré hacia un lado la poca tela de la tanga dejando mi ranura descubierta.
De regreso con el vaso le pedí que apagara las luces, yo sabía que aun sin ellas podría ver bien mi vagina ya que la luz de la tv me daba de frente.
Se sentó en el mismo lugar y de inmediato dirigió su vista a mi vagina, ya no escuchaba mi plática, estaba absorto con lo que estaba viendo.
Con mucho disimulo empecé a pasar una de mis manos por mi pierna llegando casi a tocar mi vagina, como si me doliera, la empecé a sobar.
Oscar aprovechó para preguntarme que si me dolía la pierna él me podía masajear.

______
LEER MÁS...
Descarga el relato completo eligiendo el formato:
DOC ePub Mobi

Mi novia y yo en busca de un buen perrote para follar (ZOO)



Mi novia y yo en busca de un buen perrote para follar

Estaba boludeando en mi facebook cuando vi que estaba en línea una vieja amiga con la cual hacía rato que no charlaba. Entonces la saludé y pregunté cómo estaban sus cosas.
“Y… ahí andamos sobrellevando la separación”, dijo. Hacía poco más de un mes que se había divorciado quedando ella en la casa en la cual convivían. Una casa grande con un hermoso parque arbolado que la rodea.
Y entonces le escribí palabras de apoyo hasta que terminamos hablando “casi sin querer” de cosas un poco más íntimas como por ejemplo que ella últimamente ya no sentía placer en las relaciones con su ex.

Me decía que a ella le gustaba usar mucho la imaginación, y hablar de fantasías en la relación, pero que a él eso no le gustaba nada y entonces se fue apagando el fueguito entre ellos. “Yo soy hasta perversa a la hora de fantasear” me dijo, y eso hizo que mi libido pegara un salto.
“¿Ah sí? ¿Qué tan perversita eres?”, le pregunté. Y ella respondió solo con un jajajaja, “eso no se puede decir por chat”. “¡Entonces vente a casa a tomar unos matecitos y charlamos!”. Yo vivo solo porque también estoy separado desde hace más de dos años.

Ese mismo día por la tarde llegó a casa y nos sentamos en el sillón a charlar sobre las fantasías. Yo llevé la cosa para el lado de la zoofilia. Le pregunté “¿nunca se te cruzó por la cabeza imaginarte haciéndolo con un perro?”. “¡Síiiii!!, dijo enseguida, esa era una de las cosas que a mi ex no le gustaba escuchar justamente.
“Tú tienes un perro muy lindo y grandote”, tiene un pastor belga, le tiré decididamente, “debe tener una buena verga”, avancé. Para mi sorpresa ella no se enojó sino todo lo contrario, me dijo “tiene una pija grandota. ¿Y tú cómo lo sabes? “Porque una vez se la agarré y le salió casi toda fuera”.



______
LEER MÁS...
Descarga el relato completo eligiendo el formato:
DOC ePub Mobi

Qué rica mi hermana (INCESTO)



Qué rica mi hermana

Autor: ElDuende

Cuando yo tenia 17 años me sucedió lo que yo creí que nunca iba a suceder en la vida, pues hice el amor a mi propia hermana. Para ser sincero siempre tuve ganas de hacerlo con ella pues tiene un hermoso cuerpo unos pechos bien grandes que sin mentirle usa 40B de brasier, y un buen trasero.
Un día después de asistir de una fiesta familiar que quedaba cerca de mi casa, nos regresamos a casa mi Madre, mi hermana, mis 2 primos y yo, ya que mis primos vivían lejos mi madre le dijo que vayan a descansar a mi casa y que cuando ya haya salido el sol se podrían ir a la suya.
Ya estando en casa mis primos se acostaron en mi cuarto, y yo me acosté con mi hermana en su cuarto, mi hermana habría llegado a casa con unos poquitos subidos de trago pues ella ya tenia edad para tomar, ella tenia 22 años. Ya estando en la cama eran como las 3:30 de la madrugada y yo no podía dormir tenia mucho calor y me daba vueltas y vueltas en la cama, yo pensaba que mi hermana tampoco podía dormir pues también se daba vueltas entonces me acerque a ella la moví y la llame para conversar con ella pero no me respondía, entonces me dije no me responde porque esta tomada y si me ocurrió poner mi mano encima de su muslo ya que solo estaba durmiendo con un polo y una trusa y comencé a sobarla despacio y mi miembro se puso como un palo y me dio ganas de metérsela pero tenia miedo que se despertara, entonces para asegurarme le di un pechiscon un poco duro pero aun así no despertó, y otra vez comencé a sobarle el muslo lo hacia también que yo mismo me excitaba y de repente mi he! rmana abrió un poco las piernas y yo pense que quería que le sobara la concha y así lo hice metí mi mano por adentro de su trusa y comencé a sobarle su vagina y su clítoris y ella comenzaba a jadear, por un momento pense que ella se estuviera imaginando que lo estaba haciendo su enamorado pero eso no me importo y seguí haciendo la mía.

______
LEER MÁS...
Descarga el relato completo eligiendo el formato:
DOC ePub Mobi